Dehesas – Dehesa del Conde Skip to main content

Conoce nuestras Dehesas

Nuestras m√°s de 5.500 hect√°reas propias de Dehesas Extreme√Īas¬†cr√≠an exclusivamente cerdos de tronco ib√©rico y se localizan¬†en zonas castizas de encinares en Olivenza, Badajoz y Sierra de San¬†Pedro. Todas ellas sobre un inacabable mosaico de pastizal, que muestra¬†todos los matices del verde en oto√Īo e invierno (coincidiendo con el¬†engorde final de nuestros cerdos ib√©ricos durante la montanera y¬†aliment√°ndose de bellotas y pastos naturales), aparece multicolor en¬†primavera, su estaci√≥n m√°s agradecida o se cubre de ocres, amarillos y¬†pardos en verano. Su estaci√≥n m√°s hostil.

Por qu√© escogernos? La excelencia en nuestros productos”

Porque en Dehesa del Conde cuidamos nuestros productos desde la base. Somos¬†ganaderos¬†con una larga y fruct√≠fera trayectoria. Nuestra selecci√≥n gen√©tica ha sido galardonada con innumerables premios en las mejores ferias del sector. ( mejor lote de madres, mejor madre reproductora, mejor lote de primales….).

A la mejor materia prima ganadera, le sumamos m√°s de 5500 hect√°reas propias de¬†Dehesa¬†Extreme√Īa¬†donde criamos nuestros cerdos ib√©ricos, en total¬†libertad, con una¬†alimentaci√≥n natural¬†a base de cereales y leguminosas que nosotros mismos cultivamos para cuidar hasta el √ļltimo detalle.

Durante el oto√Īo-invierno llega el gran momento de la¬†montanera¬†donde los cerdos ib√©ricos se alimentan exclusivamente de¬†bellotas, pastos y dem√°s recursos naturales a su alcance.

En nuestra b√ļsqueda por la ” Excelencia” quisimos cerrar el ciclo. Partiendo de la mejor materia prima posible, ahora les toca a nuestros maestros jamoneros dar ese toque artesanal a los jamones, paletas y embutidos¬†ib√©ricos¬†, con una lenta maduraci√≥n en nuestras bodegas naturales que le conceden ese aroma y sabor inconfundibles. Sabor ‚ÄúDEHESA DEL CONDE”.

La ‚ÄúEXCELENCIA‚Ä̬† de nuestros productos se basa en el control y realizaci√≥n de todo el proceso. La propiedad de las granjas, la selecci√≥n de cochinos y fundamentalmente las dehesas, nos permiten mantener la calidad y homogeneidad exigida por los mejores paladares.

Un deleite para los sentidos.